Asesinato del oficial de Imperial Beach es un 'caso prioritario', dicen funcionarios de Guerrero

Sandra Dibble
Contact ReporterSan Diego Union-Tribune

Las autoridades del estado de Guerrero, al sur de México, dijeron el martes que están dando prioridad a su investigación sobre la muerte a tiros de un funcionario de la ciudad de Imperial Beach asesinado el jueves pasado mientras estaba de vacaciones en un complejo de Ixtapa-Zihuatanejo.

Doug Bradley trabajó como director de servicios administrativos de Imperial Beach. Un ávido surfista, había ido a Ixtapa para celebrar su cumpleaños 50, dijeron sus familiares. Informes iniciales en los medios locales dicen que fue asesinado en un robo a las 4 a.m., pero a última hora del martes las autoridades aún no confirmaron el motivo del asalto y no informaron arrestos.

"Aquí lo más importante es llegar al fondo de este asunto y determinar qué sucedió y encontrar a los presuntos responsables de este crimen", dijo Roberto Álvarez Heredia, portavoz del Grupo Coordinación Guerrero, una asociación que reune las fuerzas de seguridad estatales y federal en el estado.

Sergio Flores, vocero del gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores dijo que "el gobernador ha pedido a la fiscalía que priorice la investigación y la devolución del cadáver".

El jueves, la hermana de Bradley tiene previsto reunirse con el fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez, cuando viaje a Guerrero para identificar y reclamar el cuerpo de su hermano. Cheryl Bradley dijo que ha recibido informes contradictorios de funcionarios de Guerrero canalizados a través de la Embajada los Estados Unidos en la Ciudad de México, entidad que ha ayudado a la familia.

"No hay información clara, nadie se contacta directamente con nosotros para compartir información con nosotros", dijo Cheryl Bradley en una entrevista el martes por la mañana.

"Nuestro único enfoque ha sido tratar de recuperar el cuerpo", dijo el martes el alcalde de Imperial Beach, Serge Dedina. "No sabemos lo que pasó", dijo. "Todo lo que sabemos sobre Doug es que Doug fue un increíble director de servicios administrativos, era una persona increíblemente agradable, amaba la vida, amaba el surf y lo vamos a extrañar mucho".

El martes por la noche, el Grupo Coordinación Guerrero emitió un comunicado en el que decía que los investigadores "reconstruyeron cada movimiento que hizo durante su estadía y recogieron testimonios de aquellos que tuvieron contacto con él".

Según la declaración, un testigo dijo que Bradley había estado en "un conocido bar" donde "contrató los servicios de una trabajadora sexual, con la que, aparentemente, tenía diferencias".

Álvarez, el portavoz, dijo que "es una línea de investigación, no definitiva, que debe seguirse hasta el final hasta que pueda confirmarse o descartarse", como un incidente relacionado con el asesinato de Bradley.

Bradley fue uno de 2773 homicidios en 2017 en Guerrero, el estado con el mayor número de muertes violentas en México. Muchos de los homicidios se han atribuido a rivalidades entre organizaciones de narcotráfico.

El tiroteo donde murió Bradley es uno de los recientes homicidios de alto perfil en Guerrero que reciben especial atención de parte de los investigadores estatales, dijo Álvarez. Otra víctima, Adolfo Serna Nogueda, muerto a tiros el domingo, esperaba ganar el respaldo del Partido Revolucionario Institucional de México en su intento por liderar el municipio de Atoyac de Álvarez. También en la lista de prioridades está la investigación sobre la muerte de Arturo Gómez Pérez, alcalde de Petatlán y miembro del Partido de la Revolución Democrática de México que fue asesinado a tiros mientras cenaba en un restaurante el jueves por la noche.

Una declaración inicial del Grupo Coordinación Guerrero publicada el viernes indicó que Bradley recibió tres disparos y "podría haber tenido alguna adicción a sustancias tóxicas".

Entrevistado el martes, Álvarez se distanció de la declaración, que ha permanecido publicada en su página oficial de Facebook. "Un ciudadano estadounidense estuvo aquí de vacaciones, incluso vino aquí de vacaciones para celebrar su cumpleaños y fue privado de su vida", dijo. "Esto para mí es un incidente extremadamente grave".

Cheryl Bradley dijo que su hermano "absolutamente no consumía drogas. Ayudó a otras personas a dejar las drogas, esto era algo que le apasionaba mucho".

Bradley nació en Huntington Beach, y se graduó en 1986 de Fountain Valley High School, más tarde obtuvo un título en finanzas de Cal Poly Pomona. Había sido surfista desde niño y cuando creció comenzó a viajar a México y América Central, dijo Cheryl Bradley.

Ella dijo que este era el tercer viaje anual de su hermano a Ixtapa para Navidad y su cumpleaños. Él había estado planeando ir con un amigo, y decidió ir de todos modos después de que el amigo cancelara en el último minuto, dijo.

Ella dijo que Bradley había estado buscando retirarse en Ixtapa, y que estaba empezando a buscar propiedades allí.

Poco después de ser contratado en noviembre de 2013, en Imperial Beach, su hermano se mudó a Playas de Tijuana para poder vivir cerca del océano y surfear, dijo Cheryl Bradley. "Amaba la cultura mexicana y a los mexicanos", dijo.

Cuando su madre se preocupaba por él, "él tendría esta especie de respuesta en la que solo sacudía la cabeza", dijo la hermana. "Sabía que tenía que ser inteligente sobre las cosas, pero veía lo bueno en el lugar, era como su hogar".

A Bradley, quien se divorció y no tuvo hijos, le sobreviven su madre, Elaine Bradley de Rancho Santa Margarita en el condado de Orange; un hermano, Marty Bradley de Lakewood y su hermana, quien vive en Denver.

Dibble escribe para el U-T.

Copyright © 2018, Pacific San Diego
69°